Respuesta a la CE por el periodo de transición de 6 meses para la SEPA

Por el enero 15, 2014
SEPA Mapa

Experian Jonathan WilliamsExperian se alegra de la decisión de la Comisión Europea del pasado 9 de enero de 2014 de introducir un periodo de transición adicional de 6 meses para ayudar a migrar los pagos en Euro a la norma SEPA (Área Único de Pagos en Euro). Aunque sea deplorable que todos los usuarios del servicio de pago de la Eurozona no vayan a estar listos para la fecha límite original del 1 de febrero de 2014, la falta de migración a los nuevos estándares ha quedado patente desde hace tiempo y específicamente el porcentaje de débitos directos ha quedado muy atrás de lo que se esperaba.

Las cifras que manejan la Comisión y el Banco Central Europeo están seguramente más actualizadas que las publicadas para las transacciones de noviembre que revelaban que un 64,1% de las transferencias de crédito y solo un 26% de los débitos directos se procesaban utilizando los nuevos esquemas. Por lo tanto, no es sorprendente que las autoridades hayan tomado esta decisión, aunque habíamos sugerido con anterioridad que era probable esperar una moratoria sobre las sanciones por no cumplimiento.

Esto sigue dejando algunas cuestiones clave sin responder:

¿Quién legislará para condonar las provisiones de la Norma SEPA y cuándo se hará?

¿Los proveedores de servicio de pagos pueden procesar transacciones en euro antiguas utilizando los nuevos esquemas SEPA y, si esto es posible, tendrán la obligación de hacerlo?

¿Quién soportará el coste de utilizar los sistemas antiguos durante 6 meses más, si esto es necesario?

¿Qué ocurrirá si falla un pago porque no cumple con los requisitos técnicos de la SEPA? ¿Quién soporta el coste y esfuerzo de arreglarlo y volver a procesarlo?

Las organizaciones que siguen retrasadas tienen seis meses de prorroga para poner en orden su casa. Para las empresas que están en esta situación, esto es su última oportunidad para cumplir trabajando con un proveedor de servicios de pago para actualizar el software y los procesos necesarios, así como para verificar los datos cuando sea necesario.

Como las empresas que no cumplen tienen efectivamente una prorroga con esta extensión al 1 de agosto de 2014, puede ocurrir que la Comisión Europea interprete las leyes de forma más estricta y cobre las sanciones. Para las empresas que todavía tienen que hacer la transición, el riesgo de convertirse en ejemplo y ser sancionadas fuertemente es demasiado alto para arriesgarse.

Jonathan Williams, Director de Desarrollo Estratégico de Experian

 

Un comentario

  1. jgt

    28/01/2014 at 10:34

    Mire usted, lo deplorable es que la comisión europea no tenga en cuenta al pequeño comercio, además de la terrible crisis que tiene que soportar, tiene que estar constantemente adaptándose a el infinidad de normas europeas que no le producen ni un solo beneficio, solo obligaciones.
    Si quiere preguntas. ¿A quien narices beneficia el SEPA?. ¿Quién cubre el coste de adaptación a las nuevas normas?. ¿Qué beneficio ofrece al pequeño comerciante, donde el 100% de su cartera de clientes es local y todos sus recibos domiciliados son con bancos y cajas Españoles?. ¿Cómo es que hace un mes hablabas con un director de una sucursal y no tenía ni idea de la nueva normativa?. ¿Qué porcentaje de domiciliaciones son locales y cuantas se realizan en el extranjero? ¿A que porcentaje de compañías les resultará un beneficio?.
    La comisión europea si quiere igualar cosas, que empiece por horarios laborales, seguridad jurídica, sueldos, jubilaciones y que se dejen de normativas absurdas, pues llegará un momento que abriremos los ojos y los que no vamos a dar moratorias seremos nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>